Sobre aquello imperceptible que descubra, me movilice y emocione, dejare testimonios en este libro de a bordo; lo elaboré con la transparencia del cristal, para que pueda ser compartido, y procurar asi el nacimiento del ansiado dialogo....

viernes, febrero 24, 2006

LA ULTIMA CONJETURA

Las conjeturas suelen surcar la línea de los pensamientos, así como las gaviotas lo hacen para el deleite de quien las contempla, delizándose sobre la orilla del mar a escasos metros de altura, al atardecer, escasos momentos previos al crepúsculo, para retornar a sus nidos. Ese hombre allí sentado, exactamente en ese sitio, era uno de los tantos que disfrutaba ese epectáculo casi innerrable, pues es imposible describir tantos detalles que rodean este fenómeno natural en absoluta libertad, casi en estado salvaje, como todo lo que se despliega así ante nuestros sentidos , para que podamos comprender el mensaje que esa vida en movimiento nos quiere develar. La "formación" parecía el convoy de un trencito volador del cual cada una de las centenares de aves se asemejaban a pequeños vagones del mismo. Lo hacían en distintos grupos que nadie sabrá jamás cómo llegan a ordenarse. Así retornaban a diario, siempre a la misma hora, hasta su reservorio de aves migratorias, en Punta Rasa, San Clemente del Tuyú, Provincia de Buenos Aires, donde el Río de la Plata abraza al Oceáno Atántico en un majestuoso encuentro. Nuestro observador, no veía las horas de embelezarse como lo hacía todos los años, casi en el crepúsculo, en esa misma playa, con el vuelo mágico de los distintos "trencitos". Y allí estaba cómodamente instalado, café en mano, cigarrillo, y sus deseos del éxtasis a flor de piel. Pero esa tarde, algo había ocurrido, las gaviotas faltaron a la cita. - Tal vez, se dijo extrañado e inocentemente, ya hayan pasado hoy -

Y fué entonces cuando sus conjeturas sobre esta lamentable ausencia, emprendieron un giro inesperado en su mente, para trasladarlo hacia otras latitudes de su propio mundo interior. Y luego de un largo tiempo se quedó impávido. Es que ya no tenía el mar inifinito frente a él, sino los reflejos que guardaba de otras épocas, esta vez con el vuelo de otros seres que revoloteaban siempre en su memoria, en el majestuoso escenario del teatro de la vida . ¿Pero qué pasó que tampoco podía divisar a su entrañable grupo de amigos de la adolescencia, con quienes en una playa no muy distante, solía rodearse a esa misma hora, fogón de por medio , cada verano, para cantar todo lo que estaba de moda, o lo que las miradas cómplices de algún primer gran amor allí presente les solía inspirar tanto a unos como a otras. De pronto, inesperadamente, volvió a aparecer el mar ante sus ojos, y sintió entonces la angustia de no poder divisar una sóla de las gaviotas, para tratar de encontrar en ella una respuesta a sus conjeturas, procurar un indicio ante tantas ausencias inespertadas en su vida. Y se incorporó bruscamente, como impulsado por una fuerza misteriosa. Es que al no ver a ninguna de esas entrañables criaturas del mar, su ausencia la asoció otra vez con seres que ya no aparecían ante su vista en ese instante , a los que también había observado volar muy cerca y tampoco estaban presentes. Sintió como si se hubiese quedado ciego. Se recriminó entonces, -Por qué te dejé partir de mi lado a tí, justamente a tí, divina, con esa mirada lánguida y exquisita como tus besos, si hasta fuiste capaz de dejarme un recuerdo imborrable de uno de nuestros encuentros, que aún me dejó marcado, aquél señalador con dibujos de violetas, adornado con esa frase, tan sutil como tú?, "Para que siempre me recuerdes como una flor" - Y otra vez, la desesperación y el vacío en la orilla del mar, a la que se iba acercando cada vez más, con sus brazos extendidos, como quien busca un abrazo . Si exitieran las proyecciones porporcionales entre entes de distintos ámbitos, él sentía que por cada una de esas aves ausentes, le faltaba en su alma poder mirar, palpar, gozar, la existencia de la misma cantidad de personas tan estrechamente ligadas a sus afectos más profundos. Y se desesperaba conjeturando, ¿ por qué no podía(volviendo a su delicado escenario sensorial) observar en ese instante a sus viejitos bailando un tango, acurrucados mejila a mejilla , para su deleite, aprehendiendo así, casi inconcientemente por su temprana edad de aquél entonces, qué significaba el amor sublime ?

Las graciosas y dulces gaviotas no habían salido a su encuentro, e inmerso a causa de esa desilusión en otras contemplaciones, más profundas, y desde ya no menos queribles, tampoco pudo deleitarse con el viaje temporal que su ser realizó alguna vez ante ese proscenio sin telones, abierto hacia una relatividad insuperable, categórica, inflexilbe. Sí, cuando lentamente fué retornando a su realidad del aquí y ahora, a ese instante transcurrido antes que se llegara a enfriar tan siquiera el café, o a apagarse el cigarrillo, se dió cuenta que eran tantas, pero tantas, las respuestas insondeables ante tales conjeturas.

Tal vez nunca sabrá que en verdad había sólo una respuesta ante esta gran conjetura final, pues el único que ya no se percataba del cambio de rumbo de las gaviotas al momento de partir, así como de la ausencia ante el inflexible transcurrir del tiempo de las personas tan queridas atesorados en su memoria, era él. Es que la vida ya le había pasado por encima como una constelación de estrellas fugaces, y lamentablemente, no se había dado cuenta.

FERNANDO, EL NAVEGANTE DE MARES , RIOS Y SUEÑOS.... (para todos mis queridos amigos que me acompañan en estas vacaciones)

30 Comments:

Blogger Amanda said...

que bello relato amigo navegante, sus vacaciones le tienen como suspendido, entre viendo y no viendo el mar...
me gusta mucho como escribes, me fui imaginando ese mar y las gaviotas, luego me fui imaginando que esas gaviotas eran gentes, gentes que se ven y a ratos no se ven, y luego se me apreció mi propia historia en tus letras, mi mar era una estación de trenes y yo mirando las gaviotas o las gentes...
en fin, esa es la gracia de venir a visitarte, conectarnos... sobre todo cuando la vida nos pasa por encima como una constelación de estrellas fugaces
un abrazo

sáb. feb. 25, 08:55:00 a. m. 2006

 
Blogger palabraserrantes said...

Oye!!!!!! que el mar te tiene en la alturas!! Qué hermoso relato, y qué fuerte el final!
Ojalá todos usemos nuestras alas para estar en un continuo y suave paneo, sin perder el rumbo tras conjeturas que nunca conducen a buen puerto.

PD:
Te estás bronceando????? :)
Besitos Fer!!

sáb. feb. 25, 10:09:00 a. m. 2006

 
Blogger Roberto said...

precioso escrito
saludos
robert

sáb. feb. 25, 01:21:00 p. m. 2006

 
Blogger Maha said...

Te Extraño Muchisimo mi querido y tierno Navegante..........

Solo eso.......

Desde mi "Crisalida de Amor"......

sáb. feb. 25, 08:26:00 p. m. 2006

 
Blogger vylia said...

Hermoso relato, me ha transportado a muchos momentos. Un gran abrazo, navegante.

sáb. feb. 25, 10:45:00 p. m. 2006

 
Blogger incondicional said...

Vuelo a vigilar tu barco y me encuentro este bellisimo relato que me ha transportado hasta tí, veo tu mar, cuando tu no lo ves, tus gavioats y a tí, pensativo y haciendo grandes reflexiones. Disfruta el momento, no volverá, deja tus pensamientos viajar como las gaviotas y no pienses en quienes no están, no te apenes, recuérdalos con cariño, recuerda esa bellisima frase de Marquez..."No llores porque terminó, sonríe porque sucedió"
Ríe, sueña y disfruta y recuerda, te esperamos con mucho afecto y bengalas para celebrar tu vuelta.
UN gran abrazo y un besin.

sáb. feb. 25, 11:18:00 p. m. 2006

 
Blogger inma said...

Como se nota que estás de vacaciones..tan relajado y tranquilo que contagias esa serenidad envidiable.Echo de menos la visión del mar y sus aves surcándolo..y los barcos..y los chapoteos alegres..y el azul tan azul...Y hace aún tanto frío aqui...

Muchos besos..sigue disfrutando ..y no hagas tantas conjeturas..sólo dejate llevar..

dom. feb. 26, 09:26:00 a. m. 2006

 
Blogger UMA said...

Que sorpresa, Fer!
Verte sin descansar en vacaciones es muy fuerte:)
Precioso relato, aunque me ha dejado un sabor agridulce...
Son cosas que suelen pasar en vacaciones...hay mucho tiempo para pensar y uno se deja llevar...pero me dejè llevar yo tambièn y me paseo por San Clemente con vos.
Cuidate, disfruta y relajate, si?
Un abrazo grande!
Hasta la vuelta.
Ya sabes que paso por acà.
Pd: aprovechà los alfajores:))

dom. feb. 26, 01:12:00 p. m. 2006

 
Blogger L said...

Desde que leí a Borges, la palabra conjetura se ha quedado tallada en mi memoria. Me gustó la metáfora que une a las conjeturas, las gaviotas y los recuerdos.

Un abrazo y espero que estés difrutando...

dom. feb. 26, 03:54:00 p. m. 2006

 
Blogger Pilar said...

Muy buena narración, estos textos de veranos que se acaban y metaforas de gaviotas y recuerdos dan el cierre perfecto a los días donde el sol y el mar son rey y reina. Encantador.
Va entonces un saludo con los últimos rayos y brisa marina, salada y fresca. Nos vemos.-

dom. feb. 26, 07:39:00 p. m. 2006

 
Blogger Sr. Santana said...

me ha enctando su escrito, es sutil, me gusta, le imagino escribiendolo como lo hiicera neruda, al pie del mar, aya en su isla negra y tu, en tu querida argentina

mi estimado navegante, un abrazo enorme companero de las letras

lun. feb. 27, 04:34:00 a. m. 2006

 
Blogger Luunna said...

Es que el amor es para los valientes, para los que se atreven al cambio, quien se queda con lo conocido porque es comodo nunca sabra de esto, y tu lo sabes tu alma te lo dice cada vez que puede y tus palabras lo reflejan, pero nunca es tarde solo que la proxima vez no lo dejes partir subite corriendo a ese tren en el cual no hay certezas, pero si mucho por aprender
Un abrazo de osa para vos
Luunna

lun. feb. 27, 01:52:00 p. m. 2006

 
Blogger El Navegante said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

lun. feb. 27, 01:57:00 p. m. 2006

 
Blogger Opalo said...

No tienes nada que agradecer, yo siempre expreso lo que siento y
estoy muy feliz por tu "regreso".
Cariños

lun. feb. 27, 02:20:00 p. m. 2006

 
Blogger caducar el ego said...

Fernando: dichosas conjeturas de la soledad. ¡Qué belleza de lo mínimo, ese espacio secreto en que nos proyectamos con el Infinito...
sin embargo queda una duda: ¿somos nostros los que conjeturamos con la Naturaleza o a parttir de ella ? o ¿es ella la que pinsa por nosotros?
Saludos

lun. feb. 27, 02:20:00 p. m. 2006

 
Blogger incondicional said...

Exijo una explicación a ésto, vengo del blog de Palabras, nuestra querida y común amiga y mirá que leo :
sí estoy algo bronceadito, y en un rato procuraré estarlo aùn más.
Pero por favor, ni se te ocurra contárselo a la INCONDICIONAL, parece que a ella le agradan los payos, de piel clara.

Que sepas que adoro los cuerpos bronceados y bellos !!!!!!!

Dejo mi alma pirata vigilando tu barco.

Bromas aparte, espero y deseo que disfrutes de tus vacaciones y familia; un abrazo y mi cariño para vos :-)

lun. feb. 27, 07:25:00 p. m. 2006

 
Blogger Bohemia said...

Que lindo lo que nos cuentas...
Disfruta Navgenate, llenate los ojitos de todo y luego nos lo cuentas!!!
Besos

mar. feb. 28, 08:47:00 a. m. 2006

 
Blogger Darilea said...

Es precioso elevarse y mantener el vuelo entre las alas de las gaviotas surcando el mar.
Beso

mar. feb. 28, 04:34:00 p. m. 2006

 
Blogger incondicional said...

Sigo vigilando tu barco, me ha encantado tu visita a mi castillo encantado y rodeado de nieve, me ha llegado tu afecto :-).
Un abrazo.

mar. feb. 28, 04:38:00 p. m. 2006

 
Blogger Filos en Mundo de Sofía said...

Uno se da cuenta de lo maravillosoq ue es el ser, y hasta donde llega el hombre en su calidad de eterno.

Muchos saludos.

Elva*

mar. feb. 28, 05:35:00 p. m. 2006

 
Blogger UMA said...

Te dejo besazos y disfruta que los dìas estàn geniales por acà, Fer!
Pasàtelo super!
Un abrazo y gracias por pasar por casa en vacaciones!

mié. mar. 01, 01:47:00 a. m. 2006

 
Anonymous Anónimo said...

Amigo, por qué no sé de ti hace tanto tiempo???

Te extraño!!!

Besos,
AnaMaría.

mié. mar. 01, 01:08:00 p. m. 2006

 
Blogger AnaMaría said...

El mensaje anterior era mio!

Besos!

mié. mar. 01, 01:09:00 p. m. 2006

 
Blogger Alessandro_PPG said...

Olá! Visite o meu novo blogger: http://ilustrada-ppg.blogspot.com/ e meu site: http://www.ilustrada.ppg.br/ Me ajude a divulgar! Desde já agradeço! E gostaria de fazer novas amizades! Abraços !

Se puder click nos banners! Grato!

mié. mar. 01, 05:08:00 p. m. 2006

 
Anonymous azzura said...

Te echamos de menos.. es bastante obvio me parece;)) Me ha gustado lo que escribiste.. disfruta mucho mucho
Besitos

mié. mar. 01, 06:05:00 p. m. 2006

 
Blogger lii said...

amigo navegante.... puedo conjeturar mi pasado??


un abrazo... y respirando aires frescos en este sitio..con tus palabras


un beso

jue. mar. 02, 10:58:00 a. m. 2006

 
Blogger Laura said...

DESDE EL AIRE
TE ACOMPAÑO
COMO UNA GAVIOTA QUE FORMULA CONJETURAS
ACERCA DE SU VUELO


BESOS

jue. mar. 02, 02:44:00 p. m. 2006

 
Blogger El Navegante said...

Gracias a todsos los amigos que me siguen acompañandop con su gratísimos comentarios.
Estoy en deuda con algunas visitas, lo tnego claro,pero antes de enfilar proa a mi puerto habitual, pasarè por esos puertos que aún no he visitado a tomar un café.
Un abrazo para todos/as Uds. desde el fondo de mi corazón.

jue. mar. 02, 02:53:00 p. m. 2006

 
Blogger Mentacalida said...

Conociendo tu blog,disfrutando tus palabras,espero que tu estes disfrutando de tu vuelo.
Un abrazo fraterno.

vie. mar. 03, 03:03:00 a. m. 2006

 
Blogger TIFY said...

hello,, que buena conjetura entre el mar, gaviotas yporque no la vida misma...
saludos y gracias por sus saludos..

sáb. mar. 04, 10:16:00 a. m. 2006

 

Publicar un comentario

<< Home